Make your own free website on Tripod.com

MONJAS Y MADRECITAS

Las puertas del Cielo

En un monasterio había un sacerdote que acostumbraba bañarse todas las noches en su tina, ayudado por una hermana religiosa, quien había sido educada en la misión de ayudar al padre, sin pudor, en lo que necesitara durante su baño cotidiano.

Una mañana, la hermana se encuentra con la madre superiora y le comenta:

"Madre, he sido salvada".

"¿Pero cómo ha ocurrido tan magno evento, querida hija?"

"Anoche, mientras ayudaba al padre José con su baño, él tomó mi mano y la llevó hasta su entrepierna y me dijo: ésta es la llave del cielo, y que sería necesario probarla con mi cerradura para ver si se abrían las puertas del Cielo para ser salvada.

"Este viejo desgraciado... ¿y qué más pasó?"

"Bueno, probamos la cerradura; él me dijo que al principio dolería un poco, porque el camino al cielo era difícil y doloroso, pero que al final sentiría un gran placer".

"Este viejo desgraciado. ¡Y a mí me tenía engañada con que era la trompeta del arcángel san Gabriel y se lo estoy soplando hace 20 años!"

Piensen con Lógica

Dos hermanas salieron del convento para vender bizcochos. Una de ellas era conocida como Hermana Matemática
(HM) y la otra como Hermana Lógica (HL). Ya estaba oscureciendo y ellas aún estabam distantes del convento:

HL- Notaste que un hombre nos está siguiendo ya hace rato?
HM- Sí, yo creo saber lo que él está queriendo.
HL- Lógico. El está queriéndonos violentar sexualmente.
HM- Oh no! Y si mantenemos este paso él no va a demorar 15 minutos en alcanzarnos.
HL- La única cosa lógica que podemos hacer es andar más aprisa.
HM- Pero eso no va a funcionar.
HL- Claro que no está funcionando. El hombre está haciendo la única cosa lógica que puede hacer. El tambien está andando más aprisa.
HM- Y entonces? Qué podemos hacer? Con este paso él nos va a alcanzar en un minuto!
HL- La única cosa lógica que podemos hacer es dividirnos. Tu te vas por aquel lado y yo por ese. Lógicamente él no podrá seguirnos a la dos al mismo tiempo.

Después de eso el hombre decidió seguir a la Hermana Lógica (HL).

La Hermana Matemática (HM) llegó al convento super preocupada con lo que podria haber pasado con la Hermana Lógica (HL) ¡Hasta que finalmente llega!

HM- Querida Hermana Lógica. Gracias a Dios ya estas aquí. Cuéntame lo que sucedió!
HL- Sucedió la única cosa lógica que podría suceder. El hombre no pudo seguirnos a las dos al mismo tiempo y entonces empezó a seguirme.
HM- Yo sé eso, pero que sucedió entonces?
HL- Sucedió la única cosa lógica que podría suceder. Yo comencé a correr lo más rápido que podía.
HM- Y ahí?
HL- La única cosa lógica sucedió. Él me alcanzó.
HM- Oh Dios mío! Y qué fue lo que hiciste?
HL- Hice la única cosa lógica que podria hacer. Me levanté el hábito.
HM- Oh querida hermanita! Y qué fue lo que el hombre hizo?
HL- La única cosa lógica que él podría hacer. Se bajó los pantalones.
HM- Oh no! Y qué sucedió entonces?
HL- Caramba, no es lógico hermana? Una monja con el hábito levantado corre mucho más que un hombre con los pantalones abajo.....

Y si usted estaba pensando en un final más sucio, mejor rece tres Ave Marías.


Chistes | Cadenas | Inicio