Make your own free website on Tripod.com

CHISTES DE CARLOS SALINAS

Confesión

Un día, va Carlos Salinas con el padre de la iglesia de su
comunidad, y le dice:
- Padre, quiero confesarme.
- Claro hijo, Cual es tu nombre?
- Carlos Salinas, padre.
- !Ah! El ex -presidente. Mira hijo, tu si estas muy grueso, mejor vete al Obispado a confesar. Se va Salinas al Obispado, y le dice al obispo que se quiere confesar.
- Claro hijo, Como te llamas?
- Carlos Salinas.
- El ex -presidente??. No hijo, yo no puedo confesarte porque tu
estás muy grave. Mejor vete al Vaticano.
Llega Salinas al Vaticano, y le dice al Papa:
- Su Santidad, quiero confesarme.
- Claro hijo mío. Como te llamas?
- Carlos Salinas de Gortari.
- El ex -presidente?
- Si.
- Huy uy uy hijito, tu si estas muy difícil hasta para mi. Mira,
aquí a un costado del Vaticano hay una capilla, mejor ve ahí, en esa
capilla esta una cruz gigante, solamente allí te vas a poder confesar.
Salinas llega a la capilla y enfrente de la cruz dice:
- Señor, vengo a confesarme.
Y Jesús le contesta:
- Claro hijo mío, Como te llamas?
- Carlos Salinas.
- El ex -presidente de México?
- Así es Señor.
- Hijo mío... solamente da gracias.
Salinas extrañado le pregunta:
- Gracias? Pero gracias de que?
- Dale gracias a los romanos que me clavaron aquí, porque si no
bajaba y te partía toda tu madre, hijo de la chingada!!!!

El Cerdo

El Ex-Presidente de México Carlos Salinas y su chofer paseaban por una carretera cuando súbitamente atropellaron a un cerdo, matándolo instantáneamente.
Salinas le dijo a su chofer que fuera a la granja para explicarle al dueño lo sucedido.
Una hora mas tarde, ve a su chofer venir tambaleándose, con un cigarro en una mano y con una botella en la otra, y su ropa desarreglada.
- ¿Que paso? Pregunto el ex-presidente al chofer, y este respondió:
- Bueno, el granjero me dio el vino, su mujer el cigarro y su hermosa hija me hizo el amor apasionadamente.
- Por Dios, ¿que les dijiste?
- Les dije: "Soy el chofer de Carlos Salinas y acabo de matar al cerdo!"

Después de la Muerte

Muere Carlos Salinas de Gortari. Dios y el Diablo se pelean porque ninguno de los dos lo quiere recibir.
En vista de que ninguno cede y no hay acuerdo, recurren a mediadores, estos deciden una propuesta de aceptación obligatoria:
Que alterne un mes en el cielo y otro en el infierno.
El Primer mes, Salinas va al cielo. Dios no sabe que hacer, se vuelve loco.
El cabrón ojete le da vuelta a todo; privatiza los elementos de la oración y Liturgia; disuelve el sistema de asesoría personal de los ángeles; subasta las nubes; le regala un kilómetro cuadrado de cielo al infierno; nombra Arcángeles provisionales de 18 años de edad; le interviene las comunicaciones a los Santos; cambia las cerraduras de las puertas de San Pedro y envía un proyecto de ley a los apóstoles para reformar los diez mandamientos y darle amnistía a Lucifer.
En el cielo todo es privatizado, la gente lo odia. Dios no ve la hora que se cumpla el día 30 para que se largue al infierno.
Cuando Salinas va al infierno, Dios respira aliviado. Pero al acercarse el día 20 comienza a sufrir nuevamente pensando que en 10 días tiene que volver a verlo.
Sin embargo llega el primer día del siguiente mes y nada, el quinto día y nada, no aparece.
Primero Dios estaba feliz, pero luego se quedo pensando que acaso se haya quedado más tiempo en el infierno y luego pueda tocarle dos meses seguidos en el Paraíso... con solo pensarlo se desespera y Dios decide llamar por teléfono al infierno para preguntarle al diablo que es lo que ocurre.

Ring... ring... ring... contesta un empleado y Dios pregunta:
- Por favor, con el demonio...
-¿Cual de los dos? - contesta el empleado - El ROJO con cuernos o
el PELON hijo-de-su puta madre? !!!!


Chistes | Cadenas | Inicio